La CB al Defensor del Pueblo

La CB al Defensor del Pueblo

Peor que las presuntas ilegalidades que pueda cometer la propia Administración, o sus empleados, está el hecho de que ni siquiera se digne a contestar las solicitudes de aclaración de los ciudadanos. Este es el caso de su decisión de dejar de conceder autorizaciones de banda ciudadana sin una aparente base legal. La solución: quejarnos.

La exposición de la queja es suficientemente elocuente para que hagan falta más explicaciones… http://www.fediea.org/news/?news=20140825

error: Content is protected !!